Lea Vicens presenta su nueva cuadra completa para esta temporada. La rejoneadora pretende, con sus caballos veteranos y las nuevas incorporaciones, caballos jóvenes domados desde el inicio por ella misma, dar un nuevo giro en el ruedo de calidad, magisterio, belleza, arte y compromiso, con estos ejemplares a los que Lea ha unido a su alma torera. Rejoneadora y caballos conforman un todo dinámico, lleno de fortaleza, plasticidad y elegancia. Cada caballo es un momento de pasión en el ruedo y la joven maestra francesa los elige para danzar con la vida o la muerte en el albero.

Cada ejemplar de Lea Vicens tiene una misión, pero también posee una formación y unas cualidades específicas. Las exigencias de la artista gala las transmite a sus caballos, al igual que la fuerza de su alma, que desemboca en el amplio corazón de estos animales.

Y esta fuerza y pasión de los 16 ejemplares que Lea empleará esta temporada es liberada por Ramón Azañón, un fotógrafo ecuestre singular que retrata el alma del caballo, el mundo de estos animales únicos que se enfrentan a la muerte para salir con vida, llevando a la amazona.

Ramón Azañón ha realizado un extraordinario trabajo titulado Caballos Toreros, en el que, utilizando una sola fotografía de cada caballo, ha plasmado todos los sueños de los ejemplares de Lea Vicens, compañeros en el campo, hermanos en la plaza. Azañón ha esperado solo a conocer a cada uno de los caballos de Lea y captar las gracias personales que poseen. Son caballos vivos, llenos de fuerza, que explotan ante la llamada de su dueña, que se retuercen de libertad, que se liberan de falsos mitos y conceptos. Caballos singulares que conviven con la pasión extrema, la de la muerte, en las tardes española. Caballos singulares que degustan la vida en el campo sin complejos, liberando tensión para preparar el corazón para la próxima cita.

Esta fuerza y dinamismo es difícil de plasmar. Pero Ramón Azañón lo hace tras esperar un largo tiempo. Después de conocer a los animales en el albero los espera en el campo, en la cuadra. Acaricia suavemente el aura de las bestias nobles, percibe el vaho del alma de los compañeros en solitario de la rejoneadora en el ruedo. Percibe la vida al instante, una vida animal que disfruta de haber dejado la tensión de la muerte.

Esta magnífica serie de 16 retratos ecuestres no es solo un bello catálogo de los animales que acompañarán a Lea Vicens en los ruedos de España y Francia.

Un maestro del arte ecuestre que une su excepcional trabajo a una maestra del albero. El trabajo de Ramón Azañón en Caballos Toreros ha sido en definitiva retratar el alma de Lea a través de las alas de sus caballos toreros. El alma de una mujer llena de pasión, vida e inteligencia por la gracias de sus caballos, esos animales que explotan con la empatía con la rejoneadora. Un trabajo creativo, el de la amazona y el fotógrafo, lleno de fuerza, vida y triunfo.

GALERÍA FOTOGRÁFICA 

 

Tags: