Francisco Dorantes.

Francisco Dorantes.

El prestigioso guarnicionero Francisco Dorantes ofreció una entrevista a informacionecuestre.com con motivo de la conferencia que pronunció con motivo de la Primera Exposición de Coches Antiguos de Córdoba, organizada por la Subdelegación de Defensa en Córdoba y al Club de Carruajes de Tradición de la ciudad. Esta exposición ha resultado un éxito de público, con una asistencia en torno a los cinco mil visitantes, que han quedado sorprendido ante la calidad y diversidad de los carruajes expuestos en el Oratorio San Felipe Neri.

 En 22 años, desde Lebrija (Sevilla), Guarnicionería Dorantes ha saltado al exquisito y elitista universo del enganche a nivel mundial. Las guarniciones diseñadas por la empresa sevillana y las restauraciones que se realizan en sus talleres tienen el sello de la calidad y la armonía.

 -Quién es o quiénes son Guarnicionería Dorantes.

Es una empresa familiar, que a lo largo de sus 22 años de crecimiento y desarrollo ha contribuido a la recuperación del Patrimonio Histórico Cultural del mundo de los arneses y carruajes, en una búsqueda incansable de la perfección.

 -Ustedes han introducido en el mundo de la guarnicionería la palabra armonía ¿a dónde pretenden llevar este trabajo artesano?

Creo, que como todos los trabajos artesanales del mundo, son el origen de nuestra cultura e historia de nuestros antepasados y de nuestro presente, y por eso el respeto que le debemos a nuestro trabajo. En un mundo globalizado donde el desarrollo y la industria es imparable, el artesano mantiene y moldea en equilibrio y armonía la creación y restauración de piezas únicas, acorde con el espíritu de cada persona, que perdurará en el tiempo.

 -¿Cuál es el estilo Dorantes?

Desde la guarnición histórica original del siglo XIX hasta la última de sus creaciones para este año, Dorantes continúa imprimiendo en cada una de sus guarniciones para exhibición o concurso la mezcla perfecta de pasado y presente, con una calidad extrema llevado a la pasión de cada trabajo.

 -En pocos años en la profesión ustedes han llegado a ser los responsables de la restauración de las guarniciones de la Casa Real, un tesoro que haría feliz a cualquier guarnicionero.

Nuestra fuente de inspiración fue un libro, “manual del sillero y guarnicionero” José Rodríguez y Zurdo de 1.860, del cual, hoy gracias a nuestro trabajo, tenemos la suerte de poder admirar, tocar y restaurar muchas obras que aparecen en él.

 -Su trabajo les ha llevado a trabajar para la Casa Real inglesa. ¿Son muy exigentes los británicos?

Todos y cada uno de nuestros clientes son exigentes, y creo que ese nivel de exigencia ha llevado a la firma Dorantes a ser lo que es.

 -¿Cuál es su proyección fuera de España?

El mercado internacional es algo que pequeñas y grandes empresas deben de tener presente. Como anteriormente hemos comentado, vivimos en un mundo globalizado, donde Dorantes, hoy, tiene la suerte de participar, y esperemos que por mucho tiempo.

 -¿Es Dorantes más guarnicionero que restaurador o viceversa?

La restauración en Dorantes es vivir el pasado, volviéndole a dar vida a obras de arte. Es algo de lo que nos nutrimos para la creación. Ya que crear algo está presente en el ser humano y también tenemos debilidad por ello.

 -¿Qué sienten cuando les llega una guarnición del siglo XIX?

Respeto, admiración y alegría por la obra. Pensar que esta obra sigue aquí después de 2 siglos, y que seremos nosotros los encargados de devolverla a la vida nos emociona. Devolverla a la vida para la admiración de todas las personas, y la continuidad de la historia, y a su vez honrando el artista que en su día la creó.

 -Córdoba tiene un gran número de carruajes de calidad del siglo XIX, la época por excelencia del coche de caballo, eso significa que usted tendrá buenos clientes aquí.

Sí, los tenemos, y admiramos a la juventud que viene empujando con ilusión de recuperar aquellos tiempos pasados.

 ¿Cómo valora la calidad de los carruajes cordobeses?

Tenemos la certeza de que se ha hecho y se está haciendo una labor de recuperación fantástica, donde Córdoba está en los pilares de este arte. Teniendo Córdoba dentro de sí unas magníficas obras de arte, por mencionar una, un arnés Ruso, que está actualmente expuesto en el Oratorio de San Felipe Neri y que perteneció al Duque del Infantado, actualmente propiedad del 7º Depósito de Sementales, es verdadera obra de arte. Al igual, hay unas magníficas colecciones privadas que está en pleno auge.