Robert D’Artois: “Puedo imaginar lo que corre por la cabeza de los cordobeses”

Robert d’Artois, director de Le Cadre Noir de Saumur Robert d’Artois, director de Le Cadre Noir de Saumur
DIRECTOR DE LA ESCUELA NACIONAL DE EQUITACION FRANCESA

La Escuela Nacional de Equitación Francesa, conocida como Le Cadre Noir de Saumur, ubicada en la bella comarca del Loira y rodeada de castillos, puede considerarse como símbolo principal de la grandeur française , pues es sinónimo de tradición, ya que conserva la esencia de la equitación clásica; de modernidad, sus jinetes han conseguido medallas de oro en olimpiadas y juegos ecuestres mundiales en salto, doma clásica y concurso completo de equitación; y de dinamismo y riqueza, pues por sus aulas e instalaciones pasan anualmente más de 1.600 alumnos que se integran fundamentalmente en la segunda industria más importante de Francia tras el turismo: el caballo, incluso por delante de la automoción. Su director general es Robert d’Artois, responsable de la escuela de equitación más importante del mundo, que gestiona anualmente doce millones de euros –a pesar de que la crisis le ha restringido el presupuesto—, de formar a jinetes de élite, de impartir cursos a jinetes de cualquier parte del mundo, de representar a Francia tanto en suelo galo como en el extranjero con un espectáculo de gran calidad a cargo de los componentes de Le Cadre Noir, llamados así por el color de su uniforme, de ser pieza fundamental en la educación ecuestre francesa y de procurar y mantener el escaparate idóneo del caballo francés. La escuela ha estado en Córdoba para conocer y llegar a acuerdos con Córdoba Ecuestre. Y como los patios cordobeses, ellos también fueron declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el pasado año. Caballo y patios unidos por su importancia.

-Usted ha visitado nuestra ciudad cuando Córdoba ha estado dando a conocer los patios en París ¿qué impresión tienen en la actualidad los franceses de Córdoba, máxime cuando en París los patios se han proclamado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad?

-Yo no puedo hablar en nombre de los franceses, lo que yo digo es que me felicito de este reconocimiento por la Unesco. Recordando el intenso momento de alegría que siguió la inscripción de la Equitación de Tradición Francesa, puedo imaginar lo que corre por la cabeza de los cordobeses…

-Los patios son característicos de Córdoba y conocidos ya en Francia, pero también es característico el caballo, ¿cree que el caballo puede ser, como en su país, un atractivo turístico?

-Lo creo, porque entre el caballo y los humanos hay relaciones constructivas: el caballo —y lo manifiesta el caballo andaluz– da una imagen de libertad, de fuerza canalizada, y de belleza…

-Para muchas personas el caballo es sinónimo de ‘señorito’, en Francia ¿de qué es?

-Es una falsa idea: desde hace muchos años la Federación Francesa de Equitación ha democratizado este deporte. Hay que saber que en Francia los socios de la Federación (tercera de las disciplinas olímpicas por el número de socios) son más de 700.000, y contamos con casi dos millones de aficionados.

-Usted conoce el edificio de Caballerizas Reales ¿qué opinión tiene de él?

-Es un edificio suntuoso y que me encanta. Me acuerdo de las palabras de Federico García Lorca hablando de Córdoba: “Hasta los caballos tienen su catedral”, son palabras que pronuncié en el coloquio El caballo y sus patrimonios en Saumur, el año pasado.

-Tras conocer el funcionamiento y sólido proyecto de Córdoba Ecuestre ¿llegarán a acuerdos firmes?

-¡Claro!

-¿En qué consistirán?

-La participación de Córdoba Ecuestre con motivo de un nuevo espectáculo en Saumur, Caballos y baile , en julio de 2014. También estamos imaginando y pensando en un espectáculo que reuniría el Cadre Noir de Saumur, Córdoba Ecuestre, y la Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez en la Plaza de Toros de Córdoba durante la primavera de 2015. Además, a principios de enero de 2013 vendrán a Saumur jinetes de Córdoba Ecuestre para trabajar con los jinetes del Cadre Noir durante una semana.

-Por lo tanto, usted ve futuro en este proyecto de Córdoba Ecuestre, que no se basa solo en el espectáculo, sino en algo más ambicioso, serio y enriquecedor para la ciudad, como ustedes.

-Es verdad que intentamos participar del desarrollo de Saumur y de sus alrededores presentando nuestros espectáculos, proponiendo visitas de un sitio único, y organizando muchas competiciones nacionales e internacionales con la participación de muchos jinetes españoles, especialmente en doma.

-Para usted hay que ir siempre pensando nuevos proyectos y no anclarse en el pasado ¿es éste el caso de Córdoba Ecuestre?

-Es evidente.

-¿Qué le parecieron a usted los patios cordobeses que acaban de ser proclamados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad?

-Excelente decisión de la Unesco, no voy a repetir lo que he dicho antes, pero de nuevo: ¡Bravo!

-Como usted dijo, “nos vemos en Córdoba o en Saumur” ¿cuándo?

-Ya será una realidad en enero, dentro de unos días. Y estoy pensando en otros encuentros: sabe cuánto me gusta España, y particularmente Andalucía. Volveré…