Participantes de la marcha hípica a su paso por la Puerta del Puente.

Participantes de la marcha hípica a su paso por la Puerta del Puente.

El Día de Andalucía se celebró en Córdoba por todo lo alto, y, como es tradicional, a través de un elemento inserto en la cultura de la ciudad y provincia, el caballo. Como en las ochos ediciones anteriores el caballo tomó la ciudad paseando por sus principales calles y avenidas, y llenando de color y alegría la población que tuvo el honor de acoger el nacimiento del caballo español. A pesar de que los días previos a la marcha llovió y que la mañana del 28 de febrero fue fría, se reunieron en la Huerta de las Caballerizas Reales unos 150 jinetes y casi medio centenar de enganches que rindieron primero homenaje al jinete y cochero José Antonio Baquerizo, para salir a pasear por un recorrido en parte tradicional y en parte novedoso, llegando a nuevos barrios de la capital por donde nunca había pasado. Precedida por la Policía Local de Córdoba, participaron jinetes de Córdoba y provincia, Sevilla, Ciudad Real y un italiano, ataviado a la vaquera, que disfrutó de un día en el que al final salió el sol y que concluyó, nuevamente en la Huerta de Caballerizas, con una comida de convivencia entre los participantes ofrecida por la organización, Córdoba Ecuestre.

Tags: