Charlotte Dujardin con ‘Valegro’. Foto: Kit Houghton

Charlotte Dujardin con ‘Valegro’. Foto: Kit Houghton

Se ha visto en los cuadrilongos en los últimos años tanta perfección que a veces choca que estos binomios cometan errores. Bueno, más que los binomios, en este caso, las amazonas y jinetes. Aunque al final las cuentas salen. Los errores en clásica están para corregirlos, para afrontar la próxima competición buscando precisamente la perfección. Y en este Campeonato de Europa, en el Gran Premio Especial, se ha visto perfección y errores ‘inocentes’ pero de amazonas que no tienen nada que demostrar, pues son la élite de la élite. Y en Herning se ha visto el lado humano de estas mujeres capaces de llegar a lo más sublime con sus caballos. La británica Charlotte Dujardin con el KWPN ‘Valegro’ ratificó el doble oro de Londres, pero creyó que estaba en Gran Premio, confundiendo durante un momento apoyos con cambios de trancos. A pesar de ello obtuvo una nota porcentual de 85,699. La plata fue para la otra potencia del mundo de la clásica y para una amazona elegante y dulce en el cuadrilongo, Helen Langehanenberg, también plata en Londres por equipos, con el westfaliano ‘Damon Hill NRW’, pero realizó en vez de una línea recta una diagonal. Impensable en Langehanenberg. Consiguió  84,330 de nota. ¿Pudo haber conseguido el oro? Y el bronce para una holandesa que deja en la pista esencia y gracia. Una amazona que parece de otro mundo. Adelinde Cornelissen con el holandés ‘Jerich Parzival’, pero también hizo unos cambios en lugar de apoyos. Le concedieron 81,548 a la actual campeona del mundo y anterior medalla de oro del Campeonato de Europa. Detrás de este trío selecto también nombres prestigiosos como Edward Gal, Kristine Sprehe, Carl Hester, Anna Kasprzak y Tinne Vilhelmson-Silfven. Tras este Gran Premio Especial de infortunios debe llegar una Kür de perfección. Y veremos cómo se reparten las medallas.